HILOS TENSORES

Resultados inmediatos, el material es reabsorbible

La aplicación de tratamientos con hilos tensores sirve para el rejuvenecimiento y para tratar la flacidez del rostro. Es una técnica no intrusiva, para la cual no se necesita cirugía, y es indolora.

 

Los hilos tensores se insertan bajo la dermis con la ayuda de una aguja muy fina. Como no se necesitan incisiones, no se originan cicatrices. Por tanto, los resultados son muy efectivos y se notan inmediatamente. Con este método se estimula el rejuvenecimiento de la piel y se consigue tensar la piel, lo que produce que desaparezcan las pequeñas arrugas y que se reafirme el rostro.

 

En el tratamiento con hilos tensores, el mayor beneficio es que no es necesario anestesiar al paciente porque no se utiliza la cirugía. Solo se aplica anestesia local, con lo cual el tiempo de reposo posterior al tratamiento es breve.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© b+care longevity medical center